El colectivo nacional 50+1 representado por María Elena Orantes López, junto con la diputada federal Adriana Dávila se pronunciaron esta mañana en respaldo a las legisladoras depuestas de cargos en el Congreso de Tlaxcala para acompañarlas en las acciones que emprendan en adelante en lo político y legal.

Las integrantes del colectivo nacional junto con las legisladoras federales, hicieron un llamado a alzar la voz para evitar que se cometan más abusos contra las mujeres, como ocurrió en la sesión del pasado 28 de mayo, donde donde hombres diputados modificaron el orden de las comisiones y relevaron del cargo a Irma Garay como Presidenta de la JCCP de la Comisión de Fiscalización a María del Rayo Netzahuatl y de la de Puntos Constitucionales a Rolando Pérez Saavedra.

Por lo anterior, las legisladoras depuestas anunciaron que se emprenderán una serie de acciones legales contra la remoción de dichos cargos.

En este sentido, la diputada local Leticia Hernández, condenó el hecho de que aun con todos los ordenamientos legales que defienden el trabajo político de las mujeres, al interior del Congreso local ocurran actos como los antes citados.

‘Es inadmisible que en el marco de la discusión de leyes que protegen los derechos de las mujeres, entre ellos el de no sufrir violencia política de género, se hayan concretado tales’

Finalmente, tanto colectivos como figuras de la vida política en Tlaxcala, acompañarán las acciones legales que el grupo de legisladoras/es emprendan contra quienes violaron la ley.

La conferencia virtual contó con la participación de la ex senadora Angélica de la Peña, las diputadas federales Adriana Dávila, Ruth Salinas, Nohemí Alemán así como las diputadas locales Laura Flores, Leticia Hernández e Irma Garay.